Está demostrado que la empresa que se orienta más a cuidar proactivamente su activo humano, a su gente, a sus equipos, consigue mejores resultados en las asignaciones internacionales. La retención del talento tiene una connotación más reactiva, y los resultados de las medidas que se activen para evitar la fuga de talento son imprevisibles.

Para leer el artículo, haga clic en la imagen.