Políticas Migratorias como elemento para la atracción de inversión

Uno de los cambios que durante la última década se ha venido apreciando en los marcos jurídicos que regulan la inmigración en los países del entorno europeo es la presencia cada vez más difundida de visados, autorizaciones o permisos de residencia otorgados con ocasión de la realización de una inversión. Lo que venía siendo usual en países en vías de desarrollo con una mayor necesidad de recibir capitales y en consecuencia proclives a establecer incentivos para la inversión, es ahora parte de las políticas migratorias de países como España. Si analizamos el contexto donde históricamente se han ido dirigiendo las inversiones españolas, especialmente en países iberoamericanos, es muy frecuente encontrar procedimientos para la obtención de autorizaciones a residir supeditadas a la realización de inversiones, fundamentalmente para la compra de bienes o la realización de proyectos económicos. Como ejemplo de ello, tenemos los visados temporales TP7 y TP8 para residir en Colombia vinculados a la condición de ser socio o accionista de una sociedad mercantil o la compra de un inmueble, el visado permanente por inversión de Brasil, el visado de transeúnte por inversión o de residente temporal por la compra de un inmueble, que contemplan los ordenamientos jurídicos de Venezuela y México, respectivamente. Actualmente es cada vez mayor el número de países que dentro del ámbito europeo están llevando a cabo políticas para atraer la inversión extranjera, principalmente mediante la adopción de procedimientos administrativos abreviados para la obtención de autorizaciones de residencia vinculadas con dicha inversión, la eliminación de barreras para el acceso del talento o para emprender y el establecimiento de regímenes fiscales mas favorables. La adopción de...

Trabajar y vivir en Brasil – Visados de Empleo

Tomar la decisión de aceptar una propuesta de traslado al extranjero por motivos de trabajo puede ser complicado para muchos. Mudarse a un país diferente, con diferentes tradiciones y cultura puede ser difícil para el expatriado y su familia. Trabajar y vivir en Brasil como expatriado puede ser uno de éstos casos. La cultura brasileña puede ser difícil para los que no están preparados para ello, pero los que tengan capacidad de adaptación serán cautivados de muchas maneras. Desde la hospitalidad de sus habitantes, el “jeitinho” brasileño (forma brasileña para hacer frente a la burocracia), su cultura única y tradiciones latinas. Sin embargo, en el mundo de los negocios, Brasil se ha convertido en un país muy occidentalizado y sigue el patrón de las naciones desarrolladas. En los grandes centros corporativos, los brasileños deben vestir y comportarse dentro de las normas comerciales internacionales, lo que hace mucho más fácil la adaptación para los expatriados. Sin embargo, todos los compañeros de trabajo se reunirán una vez por semana para ir a tomar algo y hablar sobre el desempeño de su equipo de fútbol favorito. Aparte del proceso de integración cultural, es crucial para la empresa empleadora, el analizar el tipo de visado de trabajo requerido para la función específica que realizará el trabajador durante el proceso de expatriación. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil clasifica los perfiles, con un tipo y longitud diferente de visado de estancia. En el caso de que no se respetara la legislación brasileña, el empleado podría ser sancionado con multas o ser deportado. La empresa patrocinadora también puede verse afectada con sanciones administrativas y...